El Banquete Visual del Pueblo del Maíz

Galería Abierta de la Rejas de Chapultepec

Paseo de la Reforma

27 de marzo al 30 de abril

• Integrada por 58 fotografías, la exposición forma parte de la campaña en contra de la liberación del maíz transgénico promovida por la UCCS en colaboración con Pro-Oax, sociedad civil fundada por Francisco Toledo

Con obras de los creadores que desde México y algunos desde fuera del país decidieron aportar sus obras a esta muestra de manera generosa:

Rafael DONIZ
Pedro HIRIART
Omar GARCÍA PONCE DE LEÓN
Lourdes ALMEIDA
Jean-Luc MOULÈNE
Javier HINOJOSA
Francisco KOCHEN
Francisco GÁLVEZ
Elsa MEDINA
Dolores DAHLHAUS
David LAUER
Cristina KAHLO
Ariel RUIZ i ALTABA
Antonio TUROK

Esta muestra fue propuesta, organizada y producida por la Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad, A.C. (UCCS, A.C.), en particular, por el Programa de Arte, Ciencia y Resistencia: Praxis Biocultural Emergente, en colaboración con el Patronato Pro Defensa y Conservación del Patrimonio Cultural y Natural de Oaxaca. Contó con el apoyo de la Secretaria de Cultura de la Ciudad de México, a través de la Dirección de Galerías Abiertas, sin cuya disposición, no podríamos haber concretado esta iniciativa. Contó con el apoyo siempre comprometido y generoso del Maestro Francisco Toledo, de la Galería Juan Martín, del Centro de Ciencias de la Complejidad de la UNAM, a través de su Programa, Ciencia, Arte y Complejidad, y de GREENPEACE-México.

“El banquete visual del pueblo de maíz” continua con la defensa de la soberanía alimentaria de México, uniéndose a la muestra de fotografías intervenidas, “El maíz de nuestro sustento” (Francisco Toledo, exhibidas en la Galería Juan Martín en Septiembre del 2014, y sus reproducciones en la estación Zapata de la línea 12 del metro de la Ciudad de México, exhibidas enero de 2015, ) y la muestra colectiva de arte “Milpa: ritual imprescindible” (Jardín Botánico y Reserva Ecológica del Pedregal de San Ángel de la UNAM; que culminó en marzo del 2016 e implicó la recuperación de un espléndido recinto para muestras de arte y ciencia, hoy llamado Foro Dahlia).

“Se trata de una muestra con imágenes de fotógrafos que han abordado temas vinculados al derecho a la alimentación y a la protección del patrimonio biocultural del maíz en México, pero también hay imágenes de fotógrafos que por primera vez incursionan en la temática”, explicó el curador de la exposición y coordinador del Programa Ciencia, Arte y Resistencia: Praxis Biocultural Emergente de la UCCS, Juan Carlos Martínez García.

“Lo que hicimos fue una conexión de relación entre vegetación-naturaleza y el impacto emocional que causan. Por eso le llamamos banquete visual, porque la gente en vez de alimentarse con comida lo hará con imágenes para concientizarse en torno a la defensa del patrimonio biocultural del maíz”, comentó el curador.

El banquete visual del pueblo de maíz, detalló, ofrece fotografías documentales que permiten ver la fuerza de esta semilla milenaria en lo cotidiano —como aquellas que muestran ofrendas elaboradas por los huicholes (wixárikas)—, imágenes de enorme valor estético —por ejemplo, una persona haciendo tortillas—, y otras obras conceptuales.

“Hay diferentes clases de fotografía. En las conceptuales, por ejemplo, si vez una botella de plástico llena de agua recargada en un árbol algunos sabemos que la gente las pone para que los perros no se orinen, pero para otros resulta un espectáculo extraño; además, a veces olvidamos que hay botellas de plástico elaboradas a base de maíz”, precisó.

Juan Carlos Martínez indicó que si bien es una exposición que puede ser apreciada sin tener muchas explicaciones, algunos fotógrafos solicitaron que sus imágenes tuvieran fichas informativas, como David Lauer, quien durante mucho tiempo ha documentado los rituales de los tarahumaras sobre el uso del maíz.

“Lauer quiso la cédula porque le parecía importante el aspecto didáctico; sin embargo, algunos artistas conceptuales pensaron que sus imágenes les dirán a las personas lo que querían expresar; o bien, construirán explicaciones ligadas a las demás fotos que les hablarán sobre el alimento, la contaminación de la comida y la defensa de la naturaleza”, señaló.

De acuerdo con el curador, la exposición también está vinculada a los derechos contenidos en la Constitución de la Ciudad de México, como el artículo 14 que garantiza el derecho a una “alimentación adecuada, nutritiva, diaria, suficiente y de calidad con alimentos inocuos y saludables”, lo cual puede traducirse en el consumo de maíz libre de transgénicos o tóxicos.

“Constitucionalmente está protegido el territorio de la Ciudad de México y de sus habitantes en términos de ayudarles a elegir una alimentación libre de contaminantes o afectada por plantas genéticamente modificadas introducidas de manera poco propicia, poniendo en peligro las variedades de maíz que la población campesina de la ciudad sigue cultivando”, precisó.

Durante el tiempo que dure la exposición, la Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad organizará una serie de actividades sociales, culturales y científicas —talleres y conferencias—, en instituciones que están colaborando con el proyecto, como la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad